22 Nov 2019 En Blog / Noticias

 

Los ANGLICISMOS han venido para quedarse nos guste o no, y esto no es una novedad, lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo:

Fútbol, Parking, Garaje, Hobbie, Casting, Sandwich, Master, Marketing, Copyright, light…

Todos sabemos o intuimos lo que significan estas palabras de uso tan común.  Pero van apareciendo nuevas cada día y algunas de ellas no son tan fáciles de deducir.

Así pues, tenemos dos opciones:

1.       Nos negamos a aceptarlos y utilizamos su equivalente en español, o

2.      Aprendemos inglés para no hacer el ridículo usándolos incorrectamente

 

 

Por aquello de que no podemos ir contra el mundo o simplemente porque, como se ha dicho toda la vida, “el saber no ocupa lugar”, os dejamos una lista de los anglicismos más comunes, algunos de ellos incluso “españolizados”, y a su lado tenéis el significado o el sentido en que los utilizamos habitualmente.

 

·        Brainstorm:  lluvia de ideas    

·        Mindfulness:  conciencia

·        Wedding planner:  organizador/a de bodas

·        Personal shopper:  asistente de compras

·        Healthy:  saludable, sano

·        Outfit:  atuendo

·        Veggie:  vegetariano/a

·        Eco-friendly:  ecológico

·        Wireless:  inalámbrico

·        Cookie: galleta

·        Movie:  película

·        Gamer: aficionado a los videojuegos

·        Party:  fiesta

·        Random:  aleatorio

·        Leggings:  mallas

·        Look:  aspecto

·        Topping:  aderezo

·        Cool:  genial

·        Trendy:  moderno

·        Fashion:  moda

·        Looser:  fracasado/a

·        Briefing:  sesión informativa

·        Anti-age:  rejuvenecedor

·        Freaky:  raro

·        Chequear:  comprobar

·        Footing (esta ni existe en inglés):  correr

·        Puenting (esta tampoco existe en inglés):  tirarse con cuerda

·        Spinning:   bicicleta estática

 

Por supuesto no todos los empleamos correctamente, algunos de hecho los hemos inventado, pero ahí están, aceptados o no por la RAE ahí están cada día integrándose en nuestra vida.

A la Real Academia Española esto no le gusta ni un pelo. Por eso hizo esta divertidísima campaña en defensa del español contra los ANGLICISMOS.